Rinoplastia

La cirugía nasal tiene el nombre medico de rinoplastia. Cuando se busca mejorar su forma,
decimos que es estética. La calificamos de reparadora cuando mejoramos su función (respiración).

La cirugía estética de nariz es una de las intervenciones mas frecuentes en la especialidad,
solicitada tanto por hombres como mujeres.

La sensibilidad artística del cirujano plástico es muy importante en la rinoplastia para
alcanzar excelentes resultados. Es importante que sepa tomar en cuenta los rasgos físicos
de cada paciente para adaptar y modificar las necesidades requeridas.

Los candidatos a una rinoplastia deben buscar una mejoría, y no la perfección absoluta.
Es importante entender que la rinoplastia no busca la “nariz perfecta”, sino una nariz
en armonía con su rostro
. Las personas más atractivas no lo son porque tengan una nariz
perfecta, sino porque tienen una nariz en armonía con su rostro.

La cirugía

Luego de planificado el tratamiento, y escuchado el deseo del paciente; se decide el procedimiento exacto a seguir durante la cirugía.
Una rinoplastia suele durar entre 2 y 3 horas, aunque en casos más complejos puede llevar más tiempo.
Al acabar la cirugía, se coloca un pequeño yeso conformador o férula protectora que deberá llevar durante una semana, aproximadamente. También se colocan tapones nasales en ambos orificios para evitar el sangrado y estabilizar el tabique nasal. Por lo general, se retiran a las 24-48 horas.
Las cicatrices son prácticamente invisibles desde los primeros días.

rinoplastia hombresgaleria de cirugias

Recomendaciones post operatorias

La mayoría de los pacientes que se someten a una rinoplastia se encuentran bien en 2 días, siendo capaces de volver a sus actividades normales en 3 o 4 días. Es importante evitar el calor y el sol los primeros días. Al igual que ejercicios bruscos e intensos, como practicar deportes que puedan comprometer la evolución y los resultados de la cirugía.

Tras la cirugía puede sentir la cara hinchada, molestias sobre la nariz y a veces dolor de cabeza, que ceden con la medicación. La mayoría de los hematomas y de la hinchazón desaparecen en unas 2 semanas.

Es normal que durante los primeros días se produzca un ligero sangrado por la nariz. No deberá sonarse la nariz con fuerza durante una semana, más o menos, hasta que los tejidos cicatricen.