Liposucción sin cirugía

La cavitación se ha convertido en la técnica más utilizada en el campo de la estética para
eliminar celulitis y la grasa localizada.

Se trata de una tecnología de Remodelación Corporal basada en la aplicación de ultrasonidos
de nueva generación, 10 veces superior a la tradicionalmente usada en estética. Gracias a la
emisión de ultrasonidos a nivel de la superficie externa de la piel se produce el fenómeno
físico de la ultracavitación.

¿Cómo actúa?

Destruye la grasa basándose en la aplicación de ultrasonidos a través de un cabezal
en contacto con la piel generando micro burbujas en la capa adiposa que rompen
las células grasas y libera la grasa al torrente linfático para luego ser
metabolizada y eliminada de forma natural.

Para quién está indicado

Permite realizar tratamientos tanto de flacidez, como de depósitos grasos localizados.
Muy apropiado para las zonas de las caderas, muslo y abdomen. Por lo tanto está indicado
para aquellas personas que quieran mejorar el aspecto de su cuerpo sin tener que acudir a la cirugía.

1- Previo al comienzo del tratamiento. Estructura básica del tejido graso.
2- Durante el tratamiento. El ultrasonido comienza a hacer efecto.
3- Se observa la liquefacción de las células grasas básicas.
4- Grasa licuada por rotura de las membranas en células grasas y microvasos no dañados por el efecto de la cavitación.