Luz Intensa Pulsada (IPL)

La depilación por Luz Intensa Pulsada o IPL es más rápida, más efectiva y menos invasiva
que cualquier otro sistema disponible en la actualidad.

Muy superior a los métodos tradicionales, emplea la última tecnología de manera eficiente
para eliminar definitivamente el vello no deseado sin dañar el tejido circundante.

Con poca o ninguna interrupción de su rutina diaria, el IPL es la solución perfecta
para obtener resultados duraderos. Sin causar dolor, esta tecnología tiene la ventaja de
poder utilizarse en todo tipo de pieles, incluso morenas y bronceadas para eliminar vello
oscuro, rubio y pelirrojo.

¿Que es IPL?

Una lámpara de xenón emite pulsaciones de luz a diferentes frecuencias e intensidades.
La Luz Intensa Pulsada (IPL) es atraída por el pigmento oscuro de los folículos pilosos y
calienta la raíz del vello a una temperatura alta (hasta 70°C), causando que el suministro
de sangre al folículo se detenga, evitando así que el vello vuelva a crecer.

Diferencias con la depilación láser

Luz Intensa Pulsada
Láser
SIN DOLOR, con una sensación de calor y aire frío. Suele ser doloroso, se utilizan anestésicos tópicos.
Menos tiempo: Tratar varias zonas al mismo tiempo. Mas tiempo para áreas pequeñas y grandes.
Seguro para todos los tipos de pieles y bronceados. Poco eficaz en pieles morenas y bronceadas.
Genera un pulso de luz intensa concentrada directamente al folículo del pelo, sin transferir calor excesivo a la piel circundante. La energía de la luz del láser se dispersa a la piel circundante y puede causar irritación o quemaduras.