Luchar contra la celulitis

La vacumterapia es una técnica francesa, considerada una de las mejores alternativas
terapéuticas contra la celulitis. Crea un efecto masaje y facilita el drenaje del
líquido retenido en las células.

Consiste básicamente en la aplicación de una máquina que, mediante el principio
de succión (también conocido como “Vacuum”) estimula la irrigación sanguínea
de la dermis e hipodermis. De esta manera, se producen en la piel increíbles
mejoras estéticas y físicas.

Beneficios

– Tonifica el sistema circulatorio
– Estimula el sistema linfático
– Aumenta la producción de colágeno,
elastina y proteoglicinas
– Elimina los desechos orgánicos
– Exfolia la epidermis
– Favorece la oxigenación sobre el
metabolismo celular
– Disminuye la tensión muscular

¿Cómo actúa?

Esta terapia se suele desarrollar en sesiones y, lógicamente, el éxito radica en su aplicación constante. La Vacumterapia apunta a tonificar el sistema circulatorio, estimular el linfático, aumentar la producción de colágeno, eliminar desechos orgánicos, favorecer la oxigenación, levantar los glúteos, mejorar la calidad general de la piel. Se aconseja, durante el tratamiento, controlar las exposiciones de la piel al sol. El tratamiento no daña la piel ni genera dolores en el cuerpo: la terapia es suave y de efecto relajante, masajeador.

¿En qué casos se recomienda?

La vacumterapia se aplica para estos casos:
– Modelado corporal
– Celulitis
– Post operatorio
– Tratamiento post parto
– Reafirmación de glúteos
– Mejora en la calidad de la piel